Glòria Pérez-Salmerón, IFLA Honorary Fellow

(Con información de FESABID)

Nos alegra informar que hoy, 25 de agosto de 2021, se realizó la Asamblea General de IFLA en la que (entre muchas otras cosas) nuestra querida Glòria Pérez-Salmerón fue homenajeada con el reconocimiento de IFLA Honorary Fellow.

El Comité Ejecutivo de la IFLA ha aceptado la nominación de Glòria Pérez-Salmerón y le ha otorgado la distinción ‘Honorary Fellow’ en reconocimiento a sus logros, dedicación y servicio ejemplar a la IFLA, particularmente en las áreas de transformación organizacional de la IFLA a través del proceso de Visión Global y el desarrollo de su estrategia. Su compromiso con el mundo hispanohablante ha movilizado el campo de las bibliotecas y asociaciones profesionales, especialmente en la región de América Latina y el Caribe, reforzando su contribución a nivel mundial.

Glòria nos ha autorizado a reproducir su discurso de aceptación, el que encontramos sumamente inspirador y emotivo. Agradecemos su generosidad y nuevamente la felicitamos por este reconocimiento.

***

Señora Presidenta, queridos colegas,

HOLA,

Mi nombre es Glòria Pérez-Salmerón, soy bibliotecaria nací y vivo en Barcelona y hoy estoy aquí humildemente, agradecida por la confianza que han depositado en mí, consciente del esfuerzo realizado por quienes me precedieron.

Me siento muy honrado de recibir este honor de la IFLA.

Mis primeras palabras son de agradecimiento a todas las personas que han hecho posible este honor y a los miembros del Comité Ejecutivo que han votado a favor de su premio en mi persona.

Hace apenas dos años en Atenas, en mi discurso de despedida como presidenta de la IFLA 2017-2019, hablé del compromiso social de los bibliotecarios para responder a las necesidades de información de nuestras comunidades. Mencioné explícitamente nuestra voluntad de lograr el desarrollo sostenible – tan bien expresada en la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible-, a través del acceso significativo a la información, facilitada desde las bibliotecas (desde todo tipo de bibliotecas), y la necesidad de observar de cerca las amenazas globales como el cambio climático.

También mencioné las «epidemias», en ese momento no podíamos imaginar el tremendo futuro que nos acechaba con una pandemia global, con ese «hecho total» que ha provocado el COVID-19 y que ha cambiado nuestras vidas para siempre.

Sigo perseverando en esta idea que hoy considero más importante que nunca.

La sociedad valorará el servicio de la biblioteca si somos capaces de responder a las necesidades de información de las personas. Y ahora, más que nunca, creo que tenemos dos desafíos principales que enfrentar. Para simplificarlos en este breve mensaje, desde mi punto de vista como bibliotecario creo que son estos dos:

– poder trabajar para brindar un acceso significativo a la información para todos, sin dejar a nadie atrás, a fin de brindar a las personas información confiable, clara y precisa para salvar sus vidas;

y,

– poder abogar en todos los niveles, para que las personas tengan conectividad y puedan acceder a la información dondequiera que se encuentren.

Somos los guardianes de este legado. Guiados nuevamente por estos principios, podemos enfrentar estas nuevas amenazas que exigen un esfuerzo aún mayor, una mayor cooperación y una mayor comprensión de las necesidades de nuestra sociedad.

La pandemia nos ha mostrado claramente algo que ya habíamos incluido en nuestra Visión Global. Ninguna biblioteca es una isla, nuestro espíritu de trabajo en red y colaborativo fortalece el campo bibliotecario y el servicio que ofrecemos a nuestras comunidades.

Tengamos en cuenta que nuestros desafíos pueden ser nuevos ahora. Los instrumentos con los que nos ocupamos de ellos también pueden ser nuevos. Pero mantenemos los valores de los que depende nuestro éxito:

Igualdad, libertad, justicia, paz y progreso.

Los valores sobre los que se basa la democracia.

Además, más allá de nuestros valores compartidos, quiero argumentar que también hay un sentido de misión compartido. Un deseo no solo de defender lo que hemos logrado, sino de ir más allá, de hacer más.

En este viaje, no estamos solos. IFLA nos está guiando en este alto compromiso. La estrategia de la IFLA elaborada por miles de bibliotecarios es nuestra estrella guía.

Gandhi dijo:

“Sé el cambio que quieres ver en el mundo”.

No podemos esperar que el mundo cambie si no lo hacemos nosotros mismos.

También sabemos que las bibliotecas son una inversión. Nos vamos a proponer este objetivo para convencer a los gobiernos de tan buena causa, con convicción. La convicción de los que toman las decisiones, porque en nuestro campo somos los más grandes expertos.

Y vamos a establecer este objetivo para convencer a los tomadores de decisiones de que sin inversión en bibliotecas no hay progreso social.

Este es mi llamada, una llamada a acelerar los motores de cambio que son las bibliotecas.

Gracias por considerar mi trabajo y reconocer su valor. Es un placer recibir este reconocimiento, me hace enormemente feliz. Continuaré cosechando lo mejor de mi trabajo con mi experiencia, con la esperanza de servir como se merece la comunidad de la IFLA.

Me encanta servir a la IFLA y continuaré sirviendo a la IFLA y las bibliotecas con placer a cambio de este gran honor.

Gracias por su tiempo y espero poder saludarlos personalmente a todos el próximo año.

Cuídense, manténgase a salvo. Hasta pronto.

Congreso de IFLA y sus miembros
Convocatoria: Asamblea General Ordinaria y Asamblea General Extraordinaria de la ABU, 8 de setiembre 2021

Deja una respuesta

Your email address will not be published / Required fields are marked *